lunes, 30 de marzo de 2015

La Criolla (II). La reina del Barrio Chino.

De vez en cuando,  pero en conjunto  pocas veces,  en la prensa de la época aparecen referencias fugaces a una reina del barrio chino.  Noticias por lo general de altercados en los que ha participado quien ante la policía se identifica con ese título;   algún reportaje de cariz sensacionalista en la prensa madrileña. Algunos  medios de comunicación en los años veinte y treinta del siglo pasado  se sirven del barrio chino de Barcelona  como lugar exótico, al modo de una Casbah  que hubiese surgido en Barcelona y en  donde todo vicio tuviese su asiento. Que alguien se haga llamar reina de esa Corte de los Milagros, les lleva a pergeñar su artículo. 

Son noticias, las que he encontrado sobre la  reina del barrio chino,  que recorren ocho años,  ni siquiera queda claro  que  traten siempre de la misma persona.  Hay dos fotos del año treinta de Casas i Galobardes  donde una de las mujeres que aparece es señalada como la tal reina, hay un nombre que varía según  la reseña,   apellidos diferentes. Muchas veces, la noticia  señala tan solo que ha sido detenida de nuevo  la reina del barrio chino. No aparece nombre, apellidos ni fotografía.  Solo el título.

                                   Casas i Galobardes. ANC. 1930. La reina es la mujer de la izquierda.
 

                                                           Casas i Galobardes. ANC. 1930


Los primeros años de su reinado, cuando da su nombre a la policía,  lo que  no es frecuente, se identifica   como Maria de la Paz Guerrero o Herrero.  A veces solo como Maruja. En el año 1935,  y no sabemos si es la misma de años anteriores  que ha mudado el nombre quizá para confundir a la policía,  o se trata de su sucesora  o hay dos reinas que se disputan el trono, el nombre que aparece en alguna ocasión  es Antonia Rodríguez.   

Antonia Rodríguez, o María de la Paz Guerrero, o Herrero,    llega a ser conocida y aceptada por  gentes del barrio como reina.   Ya no es solo ella, o la prensa o el círculo de sus amigos quienes  la reconocen  envestida con el título. En la última noticia que conozco, de mayo de 1935, al ser detenida  se acercaron a la comisaria personas que se interesaron por la libertad de su reina y permanecieron esperando acontecimientos alrededor del centro policial. Una vez trasladada a la prisión, esas personas la despidieron con un aplauso.

                                                                                 ABC - 15 de mayo de 1935

 

Que en un lugar como  el barrio chino haya alguien a quien se conoce como reina,  podría significar que  hay una cierta conciencia de clase en el lugar. De la clase de los desclasados y marginados. Un patio de Monipodio que se reconoce como tal y elige a su reina.

Nadie sabe  como  fue que se instauró la monarquía en el barrio chino y en qué ceremonias se asentó la coronación.  Puede que tuviera  algo que ver  el estreno en el año 1927 de la zarzuela “La Reina del Barrio Chino” en el Teatro Apolo.  Es posible que la obra inspirase a alguien un destino.


                                                          Teatro Apolo. Septiembre de 1927



Ese alguien, que quizá se llamase en verdad María de la Paz Guerrero,   un día, no mucho después del estreno teatral aparecería  como una reina  armada con una pinta de cerveza y colgada de morfina tras ser expulsada de cualquier bar de la calle Mediodía,  una taberna que operaría en ella como un saco amniótico  oscuro y cálido donde  se gestaría su destino.   Como aquellas diosas que surgen de la cabeza de su padre en el estado que conservarán  durante toda la eternidad  y son el origen de dinastías monásticas.  Y los  delincuentes, borrachos, drogadictos, travestidos, timadores, prostitutas y demás miembros de la Corte de los Milagros celebrarían el acontecimiento. Ya tenían su reina.
 
Una reina prostituta  que con frecuencia se veía envuelta en episodios donde alguien perdía algo y ese algo iba a parar a uno de sus bolsillos. De preferencia joyas.  Una reina que no se arredraba ante nada y que en una ocasión, detenida tras apuñalar de gravedad a un marinero, mostró las 27 cicatrices que llevaba en el cuerpo, recuerdo de otras tantas refriegas.


                                                             Heraldo de Madrid. 21.02.1931


Tampoco sabe nadie cuando desapareció.   Llegó la guerra civil, o el ambiente se llenó de presagios de la llegada de peores tiempos,   y  la reina en su forma de Maruja o Antonia o cualquiera de sus avatares desapareció, quizá en busca de otros humanos con los que emborracharse y pelearse y fornicar sin medida.  Desde mediados  de 1935 no tenemos más noticias. 


Cuenta Paco Vilar en su libro sobre el barrio chino que María de la Paz era una chica de buena familia, de origen mallorquín que decidió trocar su vida plácida y aburrida por otra en Barcelona con los ladrones reconociendo su majestad. Tras la guerra civil, sigue Paco Vilar, enferma y muy envejecida, arrastraba sus miserias por el barrio pero ya no era noticia.


En una crónica sobre la estancia en Barcelona de Douglas Fairbanks padre e hijo (acompañados ambos de la condesa  Sermonetta, dama de honor de la reina de Italia  y probable beneficiaria a título nocturno de su amistad con los Fairbanks) que publicó la revista Mirador  ( 29.3.34),  se nos cuenta la visita que hacen a la Criolla y que en la revista que presenciaron en el local actuó la reina del barrio chino cantando el cuplé La Cocaína. Me parece poco verosímil que Maruja o Antonia fuesen capaces de cantar nada. Sus hábitos vitales eran poco compatibles con tener una voz que le permitiera emitir sonidos  más allá del grito,  la voz afónica o la risa áspera.  Pero todo puede ser.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
Edito (Noviembre de 2016)


- Encuentro una noticia de la reina del barrio chino en La Humanitat, el órgano de prensa de ERC.  De fecha 24 de abril de 1936, casi un año posterior a la fecha de lo último que conocía de ella.  En un "ataque de alcoholismo agudo", la reina se autolesionó. Fue conducida al dispensario de la calle Barbará con heridas en el pecho y en el cuello producidas por un cuchillo.



- Una foto, de mala calidad, muy mala calidad, encontrada en el número de fecha 16 de diciembre de 1935 del periódico Ultima Hora.  Aparece el transformista La Claveles en un cabaret de la Rambla Santa Mónica, parodiando a la reina del barrio chino.




 
- Apuntalando mi suposición de que el título procediera de la zarzuela que se representó en el Teatro Apolo en 1927,  en esa línea se expresa Maruja en una entrevista que le hacen en diciembre de 1935. Alguien la llevó a ver la obra y durante la representación se dio ella cuenta de que allí se contaba su vida y la de quien en aquel momento era su pareja, El Zurdo. Vamos,  una epifanía que marcó su vida a partir de aquel momento. 




 

                                                          Ultima Hora - 16 de diciembre de 1935.
 

______________________________________________________________________________________


Reedito (Marzo de 2017)

Una noticia de la reina del barrio chino, donde da muestras sobradas de su dominio de la dialéctica y de conocimiento de la naturaleza humana. Detenida tras ser acusada de robar 100 pta de la cartera que llevaba en el bolsillo un individuo, Maruja responde que no solo no conoce de nada al denunciante sino que está convencida de que esa persona que la ha denunciado jamás ha tenido 100 pta  para  poner en la cartera.

                                                         Ultima Hora - 14 de diciembre de 1935.

10 comentarios:

  1. Felicitats per l'article Josep. Bona feina !!

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Moltes gracies per al teu comentari, Leopold. Fa un munt de temps que segueixo el teu blog.

      Eliminar
  3. Em quedo parat per la gan tasca d'investigació. Vos felicito. Salvador Parera

    ResponderEliminar
  4. Un article brutal. Moltíssimes felicitats i gràcies per compartir quelcom de tantíssima qualitat!

    ResponderEliminar
  5. Busco fotos de la calle hospital, yo vivi alli de 1970-95. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te pasas por el blog de facebook: el barrio chino antes del final de la guerra civil, podrás encontrar varias fotografías de la calle.

      Eliminar